lunes, 2 de junio de 2008

Chelsea

Llegué a Nueva York el viernes después de un incómodo viaje. Había dormido poco, y de Bruselas, donde hacía escala, a Nueva York, volé con una compañía india, Jet Airlines, de lo menos recomendable. Compartí sitio con un hombre de nacionalidad india que parecía descubrir la ley de la gravedad por primera vez. Apoyado todo el rato en la ventanilla, no tenía mejor ocupación que ir abriendo y cerrando la dichosa ventanilla cada vez que se despertaba. Con lo que me despertaba a mí también, y a los circundantes. Otras veces, sin contención alguna, soltaba una de esas ventosidades que al percatarse de ellas, como diría mi padre, "se le quitan a uno las ganas de seguir viviendo". En fin, mejor no seguir.

En Nueva York, reencuentro con N., después de dos meses. N. vive en un estudio en Chelsea, al sur de Manhattan (o Lower Manhattan). Aquí me alojaré durante todo el verano. Chelsea es una zona residencial llena de homosexuales y galerías de arte, una inevitable combinación. Tuvo su época dorada hace unos años, según me explicó una amiga americana de Madrid, que estudió en Nueva York. Eso no quiere decir que ahora haya perdido fama. Al contrario, la gente sigue deseando vivir en este barrio tranquilo, con buenos y variados restaurantes y estupendas terrazas.

Paseando por este barrio no puedo evitar acordarme de mi amigo Víctor Navarro, que pronto se dará a conocer como escritor. Pues Chelsea es la mejor zona donde pueden ir a parar los llamados alternativos: todo el mundo lleva esas gafas horteras que se han vuelto a poner de moda, calza converse y su compañero de piso es gay. ¿Qué más se puede pedir?

Pero mi Chelsea, al menos, la Chelsea que yo quiero vivir, la cantó hace tiempo Leonard Cohen. Y esta es la que quiero retener en la memoria (y en este blog).



Post Scriptum: desde la Playa Libre (que Dios la guarde en la memoria de la blogosfera), me llega la estupenda noticia de que Pericay tiene sitio.

4 comentarios:

Juliana dijo...

Hola Javi!

Que bueno recibir noticias tuyas y saber que ha llegado bien a NY, a pesar de algunas molestias en avión.
Pasalo muy bien...
Besitos
Juliana

HanK of the Dead dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HanK of the Dead dijo...

¡Ah, maldición! He intentando editar, pero veo que blogspot sigue en sus trece. En fin.

Decía que comienza la aventuraza, ¡esa Prensa que como el dios cristiano ante los politeísmos es uno y sin nombre!

Y que me ha hecho mucha ilusión la mención, pero no sé qué interpretar de que acto seguido digas que el barrio es de gays, horteras y alternativillos. ¡Especifica, amigo!

Un abrazo enorme!

Amelie dijo...

Chelsea es un barrio homosexual? Javi, realmente empienzo a tener dudas: lo busquas! ;)
Aunque me cuesta todavia entender todas tus bromas, me encanta de poder leer tus experiencias neoyorkinas. Te enviaré la direccion de nuestra pagina con Albert, cuando estara un poco menos "en construccion".

Wish you a wonderful week, honey (para hacerlo al estilo americano, jeje)
Molts petonets
La del pais que os tira la fruta